sábado, febrero 24, 2024
HomeNoticiero DigitalInternacionalesAcuerdo de Biden y México cambia el panorama para los migrantes venezolanos 

Acuerdo de Biden y México cambia el panorama para los migrantes venezolanos 

La crisis migratoria que tiene Estados Unidos en su frontera sur ha provocado que el gobierno anuncie nuevas medidas para frenar la migración irregular de venezolanos. Tras llegar a un acuerdo con el gobierno mexicano liderado por Andrés Manuel López Obrador, Washington anunció que los venezolanos que crucen la frontera a pie o nadando serán devueltos inmediatamente a México a partir del miércoles 12 de octubre.  

Al mismo tiempo, el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense informó que se abrirán las puertas a 24.000 venezolanos que quieren emigrar legalmente a EE.UU., a través de un programa similar al que ya existe para los ucranianos que huyen de la invasión rusa (Unidos por Ucrania).  

Sin embargo, no cualquiera puede postular. Los aspirantes venezolanos deberán demostrar que tienen un patrocinador en EE.UU.: una persona u organización capaz de brindarles “apoyo financiero y de otro tipo.” Entre los otros requisitos se encuentran estar vacunados y pasar por “rigurosos” controles biométricos y biográficos.  

Quedarán excluidos aquellos que hayan sido deportados de Estados Unidos en los últimos cinco años. Los elegidos podrán solicitar un permiso de trabajo y permanecer en el país por dos años. Los postulantes no tienen que estar en Venezuela para postular y pueden venir de otros países, según funcionarios estadounidenses.  

Los gobiernos de Estados Unidos y México afirman que la política está diseñada para disuadir a las personas de realizar el peligroso viaje desde Sudamérica hasta México. Se desconoce si México tiene previsto poner límites al número de venezolanos que planea recibir. 

RELATED ARTICLES

Most Popular

La crisis migratoria que tiene Estados Unidos en su frontera sur ha provocado que el gobierno anuncie nuevas medidas para frenar la migración irregular de venezolanos. Tras llegar a un acuerdo con el gobierno mexicano liderado por Andrés Manuel López Obrador, Washington anunció que los venezolanos que crucen la frontera a pie o nadando serán devueltos inmediatamente a México a partir del miércoles 12 de octubre.  

Al mismo tiempo, el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense informó que se abrirán las puertas a 24.000 venezolanos que quieren emigrar legalmente a EE.UU., a través de un programa similar al que ya existe para los ucranianos que huyen de la invasión rusa (Unidos por Ucrania).  

Sin embargo, no cualquiera puede postular. Los aspirantes venezolanos deberán demostrar que tienen un patrocinador en EE.UU.: una persona u organización capaz de brindarles “apoyo financiero y de otro tipo.” Entre los otros requisitos se encuentran estar vacunados y pasar por “rigurosos” controles biométricos y biográficos.  

Quedarán excluidos aquellos que hayan sido deportados de Estados Unidos en los últimos cinco años. Los elegidos podrán solicitar un permiso de trabajo y permanecer en el país por dos años. Los postulantes no tienen que estar en Venezuela para postular y pueden venir de otros países, según funcionarios estadounidenses.  

Los gobiernos de Estados Unidos y México afirman que la política está diseñada para disuadir a las personas de realizar el peligroso viaje desde Sudamérica hasta México. Se desconoce si México tiene previsto poner límites al número de venezolanos que planea recibir.