martes, junio 18, 2024
HomeDespués de ClaseEsmeraldas, tierra de jugadores

Esmeraldas, tierra de jugadores

Hoy, en Después de Clase, conversamos con Luis Carlos Roggiero, exgerente del Independiente del Valle, acerca del proceso de selección y formación de los equipos. Los representantes de los clubes viajan a las diferentes provincias del Ecuador en busca de futuras estrellas del fútbol, y muchas veces las encuentran en la provincia de Esmeraldas.

Muchos de los jugadores profesionales de la actualidad comenzaron sus carreras jugando fútbol informal. En Esmeraldas, por las características físicas de la provincia y su situación coyuntural, los niños adoptan habilidades adecuadas para convertirse en futbolistas profesionales. Para Luis Carlos, una de las grandes motivaciones de los niños es que desean mejorar la situación económica de sus hogares.

Uno de los futbolistas más importantes del Ecuador es Moisés Caicedo, quien se entrenó con el Independiente del Valle desde sus 14 años. Dentro del club existe la Copa Mitad del Mundo, en el que se invitan a equipos de categoría sub-18 para que expongan a los jugadores. Caicedo, por una lesión, quedó fuera de la competición, pero lo volvieron a llamar cuando les faltó otro participante. Desde entonces, comparte Luis Carlos, su carrera fue en ascenso.

10 de los 26 seleccionados para representar al Ecuador en el mundial son nacidos en Esmeraldas, pero son cerca de 13 los jugadores que comparten historia con la provincia. Los niños y jóvenes seleccionados pasan a formarse en escuelas de fútbol. Estas instituciones no solo les brinda el entrenamiento adecuado para la profesión, sino también una educación integral.

Para los jóvenes esmeraldeños, el fútbol llega a ser una alternativa para salir de la provincia. Entre la delincuencia que afecta a la zona, los niños buscan inspiración y esperanza en grandes futbolistas que han nacido de la misma situación que ellos. El fútbol no solo es un deporte, sino también esperanza.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Hoy, en Después de Clase, conversamos con Luis Carlos Roggiero, exgerente del Independiente del Valle, acerca del proceso de selección y formación de los equipos. Los representantes de los clubes viajan a las diferentes provincias del Ecuador en busca de futuras estrellas del fútbol, y muchas veces las encuentran en la provincia de Esmeraldas.

Muchos de los jugadores profesionales de la actualidad comenzaron sus carreras jugando fútbol informal. En Esmeraldas, por las características físicas de la provincia y su situación coyuntural, los niños adoptan habilidades adecuadas para convertirse en futbolistas profesionales. Para Luis Carlos, una de las grandes motivaciones de los niños es que desean mejorar la situación económica de sus hogares.

Uno de los futbolistas más importantes del Ecuador es Moisés Caicedo, quien se entrenó con el Independiente del Valle desde sus 14 años. Dentro del club existe la Copa Mitad del Mundo, en el que se invitan a equipos de categoría sub-18 para que expongan a los jugadores. Caicedo, por una lesión, quedó fuera de la competición, pero lo volvieron a llamar cuando les faltó otro participante. Desde entonces, comparte Luis Carlos, su carrera fue en ascenso.

10 de los 26 seleccionados para representar al Ecuador en el mundial son nacidos en Esmeraldas, pero son cerca de 13 los jugadores que comparten historia con la provincia. Los niños y jóvenes seleccionados pasan a formarse en escuelas de fútbol. Estas instituciones no solo les brinda el entrenamiento adecuado para la profesión, sino también una educación integral.

Para los jóvenes esmeraldeños, el fútbol llega a ser una alternativa para salir de la provincia. Entre la delincuencia que afecta a la zona, los niños buscan inspiración y esperanza en grandes futbolistas que han nacido de la misma situación que ellos. El fútbol no solo es un deporte, sino también esperanza.